Gueroopaaa

Es verano.

Es noche tardía.

Grillos en concierto, un cielo despejado lleno de estrellas, un aislado barecito de carretera y de fondo…

Gueropaaaaa

Un camarero a un ritmo imposible de copiar, porque eso se lleva en la sangre, barre la suciedad del suelo del bar mientras los últimos clientes duermen la moña o juegan la penúltima partida de cartas.

El camarero sigue a lo suyo, pero constantemente canta…

Gueropaaaa

Hace sutiles variaciones, como si estuviera buscando la entonación perfecta, como si fuera una de esas canciones que recuerdas pero no acabas de coger el tonillo correcto, y sigue probando.

Una vez.

Otra vez.

Y otra.

Hasta que amanece y sale corriendo al exterior con su escoba. Comprueba la hora en su reloj, y…

Gueropaaaa

Corría el año 1996, yo tenía 15 años y este anuncio del Renault Clio fue la bomba. 

 

 

Imitábamos como locos al camarero que deseaba ser como los surferos que iban en el coche con la música a toda leche, pero que se conformaba con intentar ser cool imitando el retazo de la canción que puntual todos los días escuchaba desde la puerta del bar al amanecer.

 

 

Apenas me acordaba de lo que se anunciaba, la verdad.

Pero el Gueropaaa se quedó grabado en mi mente, y no fue hasta que me puse a trabajar en membresías online que lo recordé de nuevo.

 

 
Porque cuando analizaba membresías online casi siempre terminaba con la sensación de que estaba de nuevo delante del camarero escuchando Gueropaaa.

 

 

Era como si la membresía online se hubiera conformado con las migajas de sonido que deja el coche al pasar a toda velocidad, sin llegar a escuchar del todo la canción completa «Get up ( I feel like being a ) sex machine» de James Brown.

 

 

Así que mi propuesta para ti es muy sencilla. 

Puedes dejar a tu membresía online cantando Gueropaaa el tiempo que quieras, pero si te apetece darle caña a su sex appeal al ritmo de James Brown, el primer paso es darme tu email, cielo.

Mando mínimo dos emails a la semana donde te hablaré sobre las acciones de mi plan maquiavélico para eliminar membresías online aburridas del mundo y en todos intentaré venderte alguno de mis servicios. Si no quieres reventar el sistema y te molan las cosas tal cual están, NO TE APUNTES. Hay otras opciones en las que aprovechar tu tiempo.

Para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y entender que tus datos están seguros, debes leer y aceptar la política de privacidad. Tus datos serán guardados en ActiveCampaign, proveedor de email marketing. ActiveCampaign también cumple con el RGPD, así que todo está protegido y amparado por la ley.